Los famosos Keylogger buscan registrar todas nuestras pulsaciones de teclado, guardando absolutamente todos en un log que se enviado al atacante remotamente por lo general.

Este tipo de malware suelen ser muy complicados de detectar ya que vienen empaquetados en software que aparentan ser fiables y su mayor foco de distribución son los sitios web que milagrosamente ofrecen software gratuito como aplicativos o juegos, que personas por ahorrar un poco de dinero comprometen TODAS sus contraseñas.

Los antivirus muy difícilmente pueden detectarlos si el empaquetamiento es complejo, por tanto vamos a mostrar cómo defendernos.

Protegernos de esta amenaza informática la verdad es que no tiene ningún misterio, y las medidas de protección son prácticamente las mismas que para protegernos de cualquier otra amenaza.

La primera medida de seguridad que debemos tener en cuenta para protegernos de este tipo de amenazas es usar un firewall. Dado que normalmente este tipo de malware necesita comunicarse con un servidor externo para mandar la información, si nuestro cortafuegos detecta este intento de conexión y nos permite bloquearlo, podremos evitar que nuestros datos se envíen a los atacantes.

Un keylogger registra las pulsaciones que hacemos en el teclado, por lo que si no escribimos nuestras contraseñas no podrá robarlas. Así, si utilizamos un gestor de contraseñas para guardar todas ellas y lo utilizamos para iniciar sesión en las páginas web en vez de escribirlas, entonces no deberíamos tener peligro de que logren robarlas.

Utilizando herramientas más concretas como GhostpressKL-Detector, herramientas para detectar cualquier registrador de teclas instalado en el sistema y en ofuscar las pulsaciones de teclado.

Si te ha gustado comparte para fomentar buenas prácticas de Ciberseguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here